Maracas

Las maracas (habitualmente se emplean a pares) son un componente importante de las maracasagrupaciones musicales y folclóricas latinoamericanas. Su característico sonido zumbante y su apacible balanceo rítmico reflejan la calidez de un carácter, toda vez que sirven de acompañamiento ideal a los cantos y danzas de los nativos.

Las primeras maracas eran calabazas secas con las semillas intactas, que sonaban al ser sacudidas. Más tarde las calabazas fueron vaciadas, secadas y rellenadas con semillas grandes o con piedras pequeñas para mejorar el sonido del instrumento. Los frutos se escogían teniendo en cuenta su forma, puesto que el cuello tenía que servir como mango del instrumento.

Las maracas pertenecen a la categoría de “recipientes sonoros“. Se cuentan entre los instrumentos más antiguos, y han servido para diferentes fines. Asociadas con la magia, se han empleado en ritos religiosos, preferentemente en las ceremonias de fecundidad, y han funcionado como marcadores del ritmo de los bailarines.

Allí donde no se cultivan calabazas, el instrumento se fabrica con otros materiales, siendo bastante comunes las maracas construidas en cerámica, con formas de animales. Se han descubierto instrumentos fabricados con cráneos de pavo y pato salvaje en diversos yacimientos prehistóricos, en tanto que los indígenas norteamericanos empleaban maracasantiguamente cuero endurecido relleno de guijarros.

El material para el relleno también varía; a veces sólo se aceptan las semillas de una planta específica (en algunas religiones de África Central es la planta de canna). Recientemente se han empleado cuentas de plástico y perdigones de plomo, que producen un sonido más fuerte al sacudir el instrumento.

¿Cómo funcionan?

El sonido de una maraca depende de la proporción, el material de que está hecha y el peso y tamaño del relleno. Puede distinguirse cierta gradación tonal entre los instrumentos, aunque las maracas rara vez emiten sonidos indefinidos que puedan ser clasificados con mayor precisión que un simple agudo o grave.

Las maracas se tocan casi siempre avanzando la mano hacia adelante, siendo la maracasderecha la que emite los compases más fuertes. El músico puede elegir diversos instrumentos de diferentes alturas de sonido para añadir un elemento de variedad a los ritmos de la música.

Curiosidades

Las primitivas maracas, que eran rudimentarios sonajeros, se rellenaban, además de semillas, con dientes y fragmentos de hueso, lo cual fue propio de los pueblos animistas.

En las antiguas civilizaciones de Latinoamérica, la calabaza utilizada para un sonajero o maraca se identificaba con la cabeza de un ser sobrenatural.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.8/5 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)
Maracas, 3.8 out of 5 based on 4 ratings
This entry was posted in Otros Instrumentos. Bookmark the permalink.

Comments are closed.